Empresas 19.11.2020 > Mundo

Aprueban accionistas de William Hill la oferta de compra de Caesars

La oferta de 3,690 millones de dólares en efectivo fue aceptada por el consejo de administración de manera casi unánime

Los accionistas de la casa de apuestas británica William Hill, aprobaron la oferta de compra presentada por Caesars Entertainment. Su visto bueno tiene lugar menos de dos meses después de que la propuesta se hiciera pública.

El consejo de administración del operador de apuestas deportivas aprobó la oferta de 3,690 millones de dólares en efectivo presentada a finales de septiembre pasado y el consenso fue casi unánime pues el porcentaje de quienes estuvieron a favor de más de 86 por ciento.

“Seguimos trabajando para cumplir con las condiciones regulatorias que restan y esperamos completar la transacción el próximo año e integrar William Hill US con la franquicia de apuestas deportivas e iGaming de Caesars”, expresó Tom Reeg, CEO de Caesars, a través de un comunicado.

La compra, la primera realizada por la empresa luego de haberse fusionado con Eldorado Resorts, está programada para que concluya durante el primer trimestre del próximo año y, de ocurrir así, será una de las transacciones más rápidas de las que se tenga memoria, pues William Hill confirmó la recepción de las ofertas a finales de septiembre pasado.

Hace unos meses, en plena fase de confinamiento por causa de la pandemia de la Covid-19, Reeg afirmó que los negocios de los segmentos iGaming y apuestas deportivas estaban creciendo de manera significativa y dio a entender que la empresa tenía un as bajo la manga. Poco después surgió el rumor de que Caesars y William Hill se unirían en una empresa conjunta.

En los últimos años el negocio de las apuestas deportivas en los Estados Unidos ha crecido a un nivel vertiginoso y, pese al impacto que el virus SARS-CoV-2 tuvo en la industria, la adquisición de William Hill cobró sentido y relevancia. Y si bien se presentaron varios ofertantes, a final de cuentas los oficios de Reeg consiguieron convencer a los accionistas de la compañía británica.

Una vez que concluya la transacción, Caesars se convertirá en el operador de apuestas deportivas más grande de los Estados Unidos.