Empresas 15.05.2020 > Mundo

ICE Digital Norteamérica: La reapertura de los casinos pasa por la seguridad del personal

Queda claro que dentro de la nueva normalidad reabrir los casinos no será sencillo ni ocurrirá de un día a otro sin antes establecer medidas que privilegien la seguridad de los empleados y los visitantes

Una de los tópicos más recurrentes en los últimos días, sea en los medios de comunicación, al interior de los gobiernos estatales de Estados Unidos, y en los círculos de los empresarios, accionistas y dueños de casinos, es cuándo y cómo se dará el proceso de reapertura de los mismos.

Mientras por un lado hay compañías que ya están implementando una serie de medidas y programas para el momento en que se permita de manera oficial la reapertura, hay otras que ya están aceptando reservaciones sin que se haya fijado un fecha probable de reinicio de labores. 

De eso trató el panel “Preparando los casinos para la reapertura: ¿cómo puedes estar seguro de que tu propiedad esta lista”, que se llevó a cabo como parte de las actividades de la ICE Digital Norteamérica la convención virtual que por causa de la pandemia del virus Covid-19 se celebra estos días vía streaming.

Los participantes fueron Michael Soll, presidente de The Innovation GroupKelley Tucky, fundadora de Ithos Strategic CommunicationsKatherine Spilde, profesora de la Universidad Estatal de San Diego, y Ellen Whittemore, vicepresidenta ejecutiva de Wynn Resorts.

Soll explicó que los aspectos fundamentales para la reapertura tendrán que ver con cada estado y región, así como con las medidas implementadas por los gobiernos locales en torno la distancia social: “La recuperación de los casinos dependerá de eso”. Asimismo, apuntó que la combinación de factores tales como las medidas de seguridad, la economía y la forma en cómo se sientan y desenvuelvan los clientes, determinarán si un casino está listo para reabrir.

En su turno, Tucky mencionó que la seguridad de los empleados es un elemento de vital importancia, no sólo por el hecho en sí mismo, sino también por el efecto negativo que podría provocar en términos de imagen pública el poner en riesgo la salud del personal de un casino. En ese sentido abundó señalando que cualquier reapertura está sujeta a lo anterior.

“Tiene que estar enfocado en los empleados. Se tiene que pensar en ellos primero. Los huéspedes observarán cómo tratas al personal y si piensan que no los tratas bien no van a conectar contigo", advirtió.

Por su parte, Katherine Spilde, añadió a lo dicho por Tucky que la comunicación con estos empleados es muy necesaria, incluso si los operadores apenas están elaborando en sus planes de reapertura. Y recomendó que se los hicieran saber. “No te quedes callado, tienes que hacer saber a tus empleados que tienes un plan, incluso si todavía estás trabajando en él. La interacción personal, incluso si es sólo una llamada telefónica de los supervisores, funcionará muy bien”.

Ellen Whittemore coincidió con esta postura y detalló que en el caso de Wynn Resorts la empresa ha partido de esa premisa: sus planes de reapertura han contado con las aportaciones y participación de los empleados.

“Hemos trabajado de abajo hacia arriba, no de arriba hacia abajo”, relató Whittemore y detalló que una de las áreas que mayor atención han requerido han sido las salas de las máquinas tragamonedas. Hablamos con los gerentes de las slots y les preguntamos cómo podríamos configurar nuestros pisos para asegurarnos de que la gente esté físicamente separada a una distancia prudente”.

Por supuesto, las buenas intenciones cuentan y el hecho de que algunos casinos hayan puesto manos a la obra es sumamente positivo. Sin embargo, la amenaza aún está ahí y aunque algunos estado se han pronunciado por la reapertura de la economía en consonancia con los deseos del actual inquilino de la Casa Blanca, todavía no se tiene certeza de cuándo ocurrirá y muchos menos para la industria del juego y el entretenimiento que no es considerada como esencial.