Empresas 18.05.2020 > Mundo

La industria del juego empieza a recuperarse en Wall Street

La mayoría de las empresas ya tocó su punto más bajo y han iniciado un proceso de repunte en el valor de sus acciones

Tal como era previsible, la industria del juego y el entretenimiento, dada su naturaleza, era una de las que más resultaría afectada por causa de la pandemia del virus Covid-19. Con los casinos cerrados y los deportes suspendidos a nivel mundial, quedaba claro que encajar el golpe de pérdidas millonarias no iba ser algo sencillo. Sin embargo, pese a que todavía es muy pronto para hablar de una recuperación, la luz ya comienza a verse al final del túnel.

Al menos eso es lo que se percibe en Wall Street, donde un número creciente de empresas que cotizan en bolsa han anulado su tendencia a la baja y comienzan a mostrar signos optimistas. Ahora bien, es muy temprano para echar las campanas al vuelo y cada avance debe ser visto con la cautela correspondiente.

Scientific Games Corporation, tras haber alcanzado el 18 de marzo pasado su punto más crítico al cotizar sus acciones en 4.09 dólares, ha repuntado para cerrar en 12.88 el día de hoy. Muy lejos, sin duda, del precio de 30.24 que registró el 12 de febrero, pero mantiene una tendencia alcista.

No es el caso de Studio City International Holdings Limited, que visto desplomarse el precio de sus papeles y mantiene una tendencia a la baja: de 20.63 dólares que registraba el pasado 22 de enero, ha caído hasta 15.50. En porcentaje no luce tan dramático, pero la tendencia de sus acciones es a la baja.

En The Stars Group Inc. tienen motivos para estar felices: su punto más bajo fue el 18 de marzo, con 12.18 dólares por unidad, pero en virtud a que se trata de una compañía especializada en el juego online, han logrado repuntar hasta 27.31. y mantienen una tendencia a la alza.

Churchill Downs Inc., cuyas acciones estaban valuadas en 164.37 el pasado 19 de febrero, las vio caer hasta 61.05 el 18 de marzo, más de la mitad de su valor, y sin embargo presenta una errática pero constante tendencia hacia arriba.

Mismo caso es el de Caesars Entertainment Corporation, que de estar en 14.63 el 20 de febrero, cayeron a 3.52 ese fatídico 18 de marzo. El repunte, sin embargo, tiene sus papeles en 10.48 y hacia arriba. Igual ocurre con Las Vegas Sands Corporation, que de 74.06 el 17 de enero, cayeron a 37.68 el 18 de marzo, y han cerrado hoy en 48.39 sin mostrar, empero, una tendencia definitiva en cuanto a su recuperación.

Melco Resorts  & Entertainment Limited de 25.13 el 2 de enero, cayó a 11 dólares por unidad el 3 de abril. Su recuperación es lenta, pero ascendente con alguna fluctuación: su último registro es de 15.54.

Penn National Gaming Inc., de 38.18 el 13 de febrero, descendió a 4.52 el 18 de marzo. La tendencia de sus papeles es a la alza y en la actualidad cotizan en 22.25.

MGM Resorts International registró su punto más bajo el 18 de marzo con 7.14. A partir de ese momento ha mostrado signos de recuperación y ha logrado subir hasta 15.31. International Game Technology PLC, que el 19 de noviembre del año pasado cotizaba en 15.61 dólares, se desplomó hasta 3.79 el 18 de marzo. Su recuperación no es franca, pero la tendencia apunta en ese sentido con 7.46 al día de hoy.

Wynn Resorts padeció la misma enfermedad: 151.62 el 17 de enero, para caer a un pozo muy profundo el día fatídico, 43.02. Las acciones emprendidas por la compañía, y la reapertura de sus casinos en Macao, han hecho reflotar sus papeles que el día de hoy tienen un precio de 81.47 dólares por unidad.

Twin River Worldwide Holdings de 29.87 al 12 de febrero, se desplomó dramáticamente hasta 7.65 el 20 de marzo, pero a partir de ese momento inició una tendencia ascendente que tiene a sus acciones en 17 dólares en este momento.

El caso de Eldorado Resorts Inc. fue catastrófico: el 20 de febrero sus acciones tenían un valor de 69.47, y el día que nadie olvidará cayeron a 7.10. Muy pronto para cantar victoria, pero han conseguido subir a 27.80 y mantienen una tendencia ascendente. 

El punto a resaltar es que si bien las pérdidas han sido monumentales, la mayoría de las empresas que cotizan en la bolsa ya tocaron su punto más bajo y han iniciado un proceso de recuperación que, sin duda, será lento. Pero, pese a ello, se trata de una buena noticia.