Empresas 18.03.2020 > Argentina

Las cámaras térmicas, ¿una opción para el mundo y la industria del juego?

La crisis mundial de salud por causa de la pandemia del Covid-19 nos cogió con los dedos en la puerta. He aquí una solución que pudo haberse implementado

Por PABLO DORIGATTI, CEO de Instalros SRL

En los días que corren, en Instalros SRL hemos recibido muchísimas consultas por parte de algunas empresas sobre sistemas que ayuden como método de prevención para detección de casos de Covid-19. El común denominador que registramos fue que en la mayoría de los casos que nos expusieron, dichas compañías optaron por la toma de temperatura manual de sus clientes, circunstancia que expone al personal que cumple con esta tarea al tiempo que es un método lento e incluso invasivo. 

Una solución que recomiendo es el sistema de cámaras térmicas que permite la detección de temperatura de más de 800 personas en menos de 10 minutos y que, además, no expone al personal de seguridad. 

Se trata de una herramienta preventiva que ofrece una primera medición precisa y asertiva. También se puede configurar para que, a determinada temperatura o rango de valores, emita una alerta o evento al centro de monitoreo con la finalidad de proceder al log o grabación. Las cámaras cuentan con un lente óptico y uno térmico: el primero identifica que se trata de figuras humanas y el otro detecta la temperatura. Este análisis de temperatura enfocado a personas tiene un margen de error de apenas 0,3.

Las cámaras térmicas están cada vez más presentes en los sistemas de videovigilancia actuales. Su capacidad para detectar cuerpos más allá de la luz visible las convierte en un dispositivo de referencia, sobre todo en la vigilancia perimetral. Además, su eficacia se incrementa más cuando se les aplica una analítica de vídeo específica. Conocer las características y funciones de este tipo de cámaras es un paso indispensable para entender realmente su importancia dentro de una instalación de seguridad.

¿Qué es una cámara térmica?

Una cámara térmica es un dispositivo que forma imágenes visibles al ojo humano a partir de detectar emisiones de rayos infrarrojos producidas por el espectro electromagnético de un cuerpo u objeto. Su operación está basada en la longitud de onda situada en la zona del infrarrojo térmico. En otras palabras, una cámara térmica permite ver en la pantalla la radiación calorífica que emite un objeto, animal o persona, si bien el ojo humano no percibirlos a simple vista.

¿Cómo funcionan las cámaras termográficas?

Para entender el funcionamiento de una cámara de este tipo, hay que tener en cuenta que todos los objetos y seres vivos emiten una radiación infrarroja, la cual es mayor cuanto más elevada es la temperatura del cuerpo. Nuestros ojos no pueden ver estas emisiones porque su rango en el espectro electromagnético está entre la luz visible y la radiación de microondas.

Para poder construir imágenes térmicas en base a las radiaciones infrarrojas captadas, una cámara infrarroja cuenta con sensores que detectan el calor y perfilan un termograma o patrón de temperaturas que posteriormente es enviado a un procesador.

Los sensores

Los sensores térmicos que se utilizan en este tipo de dispositivos pueden ser pasivos y activos. Los primeros se limitan a detectar el calor emitido por un cuerpo u objeto. En cambio, los sensores activos van más allá y calientan la superficie del objeto para recoger con mayor precisión la información sobre su temperatura.

A la postre se trata de elementos muy sensibles que necesitan el contacto visual directo con el elemento para su correcto funcionamiento. Además de situaciones propias de vigilancia, se pueden utilizar en otros ámbitos como el militar o la construcción de vehículos.

Las aplicaciones de las imágenes térmicas

Una cámara térmica puede usarse en numerosos ámbitos y sus aplicaciones aumentan día a día a medida que evoluciona su tecnología. Merece la pena destacar algunas de las más importantes:

a) Detección de fiebre en personas. Es de gran ayuda para llevar a cabo un filtro de admisión en espacios que concentran grandes multitudes, tales como casinos, bingos, aeropuertos, terminales portuarias, etc.

b) En el plano industrial ofrece la posibilidad de crear imágenes térmicas para detectar fricciones en motores, calentamientos de componentes eléctricos, fugas, obstrucciones, sobrecargas o niveles en depósitos, entre otras circunstancias.

c) Del mismo modo las cámaras termográficas se utilizan en la construcción para comprobar la eficiencia energética de un edificio y la distribución de temperaturas en sistemas de calefacción. También representan una buena opción para señalar la existencia de fugas de calor, humedades o escapes en una estructura.

d) Por supuesto, las cámaras térmicas también tienen utilidad en seguridad e investigación. La detección de focos de incendio es uno de sus usos más habituales en este ámbito, así como el establecimiento de perímetros de seguridad.

Ventajas de las cámaras térmicas para empresas

Las cámaras convencionales son muy eficientes de día y en las situaciones más convencionales. En cambio, por la noche o en ámbitos que impidan una correcta visibilidad, no garantizan total seguridad.

Obtener imágenes térmicas de alta calidad representa un plus de protección para cualquier empresa, ya que las cámaras infrarrojas permiten detectar todo lo que no es posible ver a simple vista, sean cuales sean las condiciones de iluminación en un espacio determinado. Por lo tanto, con estos dispositivos una compañía puede rentabilizar mejor su inversión en sistemas de seguridad, controlar las falsas alarmas y superar los problemas de detección de cualquier tipo de objeto por falta de luminosidad o limitaciones visuales de cualquier tipo.

En todos estos casos se recomienda la aplicación de un sistema de analítica de vídeo para que las empresas puedan optimizar su trabajo con las imágenes conseguidas con este tipo de cámaras.

 Características de las cámaras térmicas profesionales

A la hora de elegir una cámara termográfica para uso profesional es importante tener en cuenta las siguientes características:

a)     Robustez y calidad de construcción.

b)     Que dispongan de enfoque ajustable para conseguir imágenes de mejor calidad.

c)     La combinación de luz visible y de rayos infrarrojos para localizar rápidamente los problemas potenciales de seguridad.

d)     Que se cuente con un software avanzado para la mejora de las imágenes y la realización de informes de diagnóstico.

A raíz de esta problemática estamos ofreciendo asesoramiento personalizado puesto que cada caso requiere de una solución particular, por ejemplo existen ser lugares donde hay múltiples ingresos y donde se requiere un control más complejo. Además en cada sitio es necesario realizar un análisis para determinar cuál de las variantes de cámaras se recomienda teniendo en cuanta el flujo de personas, la ubicación de las cámaras, etc. 

En la página www.instalros.com se puede acceder a los medios de contacto para solicitar asesoramiento sobre el tema.

 

*Las opiniones expresadas por los autores y colaboradores de Games Magazine no reflejan necesariamente la postura de los editores del sitio web. Asimismo, Games Magazine investiga acerca de la seriedad de sus anunciantes, pero no se responsabiliza de las ofertas relacionadas con estos.