Empresas 05.02.2020 > Mundo

Rubén Loeches de R. Franco Group: “Queremos afianzarnos como la oferta más global del mercado”

A fuerza de adaptarse a los tiempos que corren, la empresa española ha conseguido ponerse a la vanguardia de la industria

R. Franco Group inició su historia el año de 1965 con la creación en 1965 de un pequeño taller en el que los hermanos Jesús y Joaquín Franco Muñoz fabricaron sus primeras máquinas tragamonedas, bajo el concepto de una marca propia, muchas de las cuales eran juegos de pinball. Visto a la distancia no se creería que aquel negocio familiar haya crecido hasta alcanzar los tamaños actuales de la empresa, que lo mismo desarrolla software, hardware y maneja apuestas deportivas, por decir lo menos. 

Rubén Loeches, director de Operaciones de Marketing de la empresa, y quien tiene 16 años trabajando en la industria del juego y cuatro dentro de R. Franco Group, conversó con Games Magazine en el marco de la ICE de Londres 2020, acerca de los retos que enfrenta la compañía que, en rigor, ha creado una multiplataforma y es una de las protagonistas del sector no sólo en España, sino también a nivel internacional, escenario en el que ya apunta sus baterías hacia Latinoamérica.

¿Por qué R. Franco Group parece una empresa nueva cuando en realidad tiene más de 50 años de antigüedad?

De eso se trata, de parecer que somos nuevos. Pero digamos que Grupo R. Franco está evolucionando y está haciendo fuerza con tal de ser una empresa tecnológica que aporta soluciones de juego. Al final, una empresa tecnológica tiene que ser actual y demostrar innovación, y también cierta personalidad sin dejar de lado los valores que nos han hecho estar cerca de 55 años en el mercado. Entonces lo que tratamos es de rejuvenecer la imagen y, sobre todo, de adaptar mucho lo que era nuestro producto, que es lo que nos pide el operador ahora, y lo que te mande el cliente final. Y obviamente el cliente final está cambiando. La ventaja que tenemos es que podemos seguir ofreciendo aquel producto nuestro, los elementos electromecánicos, que representan un poco el azar puro que es lo que ha caracterizado a R. Franco durante mucho tiempo y es lo que buscan los clientes más tradicionales. 

Así empezó la historia, con las máquinas mecánicas, pero ahora estamos hablando de otra cosa…

Bueno, seguimos teniendo las máquinas electromecánicas, pero estamos introduciendo tecnología. Esta noche vamos a la gala de los British Awards: la razón es un producto nuestro de toda la vida, la Tómbola Roulette, que es un elemento electromecánico al que le adicionamos tecnología y al final hemos creado un progresivo que lo que hace es unir a todos los casinos del Reino Unido. Se trata de un progresivo común para todos los casinos y está basado en un producto con bombo físico, es decir, es un buen ejemplo de lo que trabaja R. Franco, que es capaz de dar lo que necesita el usuario convencional, pero lo dota a través de tecnología e innovación de una serie de características que puedan traer también al público nuevo. 

¿Cómo se compite en un mercado tan competido como es el de la industria de la fabricación de slots hoy en día?

Cómo te decía: adaptándose y, sobre todo, intentando tener una solución más global, es decir, que pueda traer una solución global al operador en función de las necesidades que tenga. No nos engañemos: hay mercados en los que la tecnología llega más tarde, por decirlo así: sea por capacidad de inversión o por costes, es decir, la tecnología vale dinero, no nos engañemos, o porque el público objetivo al que va dirigido está más familiarizado con pantallas, automóviles, etc., y hay otros que no tanto. Al final lo que hacemos es trabajar sobre una idea más global en la cual va el juego online, desarrollo de juegos, apuestas deportivas… que es lo que llama la atención al público más actual, los millennials, y luego tienes que seguir potenciando el público tradicional, no queda otra. Obviamente cada vez es más difícil porque mantener una oferta global implica tener muchos frentes, y hay muchas otras empresas que se dedican a algo en concreto, a un subsector en concreto, nosotros tenemos oferta para hostelería, para bares a nivel nacional, para salones bingos, casinos, juego online, apuestas, plataforma omnicanal… y hay empresas que se dedican sólo a una de las que te he dicho. Entonces implica mucho sacrificio y mucha mano de mano de obra.

Hablando de desarrollo de nuevos juegos, me llamó mucho la atención el juego de El Habanero cuya temática es la lucha libre. ¿Como eligen estas narrativas para crear nuevos juegos?

Tenemos un programa de prueba. Contamos con más de 1,000 personas repartidas por toda España y trabajamos con ellas de la mano para analizar lo que son las mejoras, adaptaciones, temáticas, todo lo que implica una máquina B –una máquina de hostelería, que es una máquina de salón–, entonces al final son peticiones más arriesgadas de lo que suelen ser porque al final la gente se cansa de la misma temáticas. Las frutas, por ejemplo, sí, están bien, pero es lo mismo de siempre. Al final lo que hacemos con ellos es analizar qué tipo de juegos o temáticas les pueden ser más atractivas a partir de ese proceso de “tester” y sobre esas trabajamos directamente. Ten en cuenta que nosotros tardamos un año –no el desarrollo, sino en ir colocando los diferentes productos–, y El Habanero es una temática en la que empezamos a trabajar el año pasado para lanzarla ahora y durante todo ese proceso ha cambiado mucho. Entonces eso también hace que la personalización de la máquina, todo lo que son los vinilos, varíen, y es una temática que llama la atención, todo el mundo la conoce, pero la conoce hasta cierto punto: tiene colores muy vivos, se puede personalizar a cada uno de los personajes, te da connotaciones que al público al actual le llaman la atención y el público clásico la ve llamativa… Hemos salido de… cómo te diría yo… un recurso muy típico en las máquinas que son las mujeres con muchas curvas y digamos que estamos cambiando un poco esa línea.

¿Y se enganchan los millenialls?

Es complicado. Al final este tipo de cosas están más en su día a día, y no una máquina recreativa. Al final tienes que trabajar otra serie de líneas de negocio, incluso de desarrollo de juego, para captar su interés. El tema del Social Gaming también está ahí presente.

R. Franco Group también está presente en las apuestas deportivas, ¿por qué abarcar tantos intereses?

A ver, nosotros trabajamos la parte B2B, somos proveedores de cualquier tipo de herramienta que necesite un operador para montar una operación online, tenemos plataforma, tenemos el tema de relación con las legislaciones, etc. El tema es cómo puedes vender un producto que tú no tienes, me explico: tú eres un operador en México, en Argentina, en Brasil y yo te voy a vender una plataforma, todos mis módulos y todo mi saber hacer. Y la pregunta del millón es: “¿Y sabiendo hacer todo esto por qué no has montado tú una?” Entonces es la típica respuesta de que para mí mi operación es un laboratorio para perfeccionar mi producto y dárselo a terceros. Entonces, antes de lanzar cualquier tipo de modificación de mi producto B2B, trabajo yo mismo en ello para saber qué hacer y qué no.

¿Qué planes tienen para este año?

Éste año estamos dándole mucha fuerza al desarrollo de juegos online, la licencia en Malta nos hace poner mucho peso en la agilidad de desarrollo. Hay muchos casinos online con licencia en Malta y eso nos condiciona: tenemos el objetivo de crear un juego al mes y eso implica muchas cosas. Ahora mismo hemos renovado todo el portafolio de los juegos online y en de lo que se trata es de tener un portafolio lo más interesante posible, es ahí donde estamos apuntando nuestros mayores esfuerzos. A partir de eso nuestro producto de casino también ha sido totalmente renovado, digamos que lo que queremos es trabajar mucho a nivel internacional, queremos ocupar recuperar un poco lo perdido, por decirlo así: Latinoamérica es un mercado importantísimo para nosotros y estamos haciendo mucho hincapié en lo que sería la omnicanalidad, en nuestro sistema SBG, porque vemos que en Latinoamérica hay mucho operador físico que quiere pasarse al sector online y encuentra muchas dificultades porque son muchos proveedores diferentes y no tienen esa experiencia. Al final nosotros somos capaces de entregar llave en mano todas las diferentes fases que necesitas para tener una operación omnicanal. En resumen, nuestro objetivo para este año es afianzamos como la oferta más global en el mercado.