Empresas 08.09.2020 > Mundo

SBC Summit Barcelona Digital: “Hoy el mercado es de apuestas en vivo”

Jason Robins, CEO de DraftKings, y Carsten Koerl, CEO de Sportradar, inauguraron la conferencia y expo virtual

El día llegó y tal como estaba previsto, Carsten Koerl, CEO y fundador de Sportradar, y Jason Robins, presidente, CEO y cofundador de DraftKings, dos de las figuras más influyentes en el mercado de las apuestas deportivas, dieron inicio a la SBC Summit Barcelona Digital con la ponencia titulada “El futuro de las apuestas deportivas”.

Koerl, que está al frente de Sportradar, la empresa líder a nivel mundial en el ramo de servicios de datos, contenidos e integridad deportiva del mundo, inició la charla relatando cómo la empresa lidió con la pandemia del virus SARS-CoV-2.

Por principio contó que en dos días la compañía perdió el 99% de los eventos deportivos en directo, los cuales son la materia prima con la que trabaja la empresa. “De repente todos los mercados del mundo se cerraron en dos o tres días. Empecé a pensar, ¿qué podemos hacer ahora. Llamé a los banqueros y les pregunté: ‘¿Cuánto dinero tengo en la cuenta privada?, ¿cómo puedo transferirlo para ayudar a la empresa si es necesario?, ¿cuál es el flujo de caja negativo?’ Entonces hice algo que no había hecho en 20 años: un plan de flujo de efectivo continuo.

“Sin fósforos tienes que ser muy creativo. Pasamos de 20,000 partidos mensuales en medio de la crisis a 70,000 partidos en julio. Triplicamos el número de partidos en vivo en plena pandemia sin un contenido normal y esa fue la clave del éxito para nosotros en ese período y sólo se puede lograr con aprendizaje y humildad”, explicó Koerl.

Tocó el turno a Jason Robins, uno de los personajes que han sido claves en el desarrollo de la industria de las apuestas deportivas en Estados Unidos, y quien preside DraftKings, una de las empresas más disruptoras del sector y que este año comenzó a cotizar en la bolsa de valores. En relación a la pandemia, el directivo aseguró que su impacto en el comercio tuvo un efecto transformado. 

“Algo notable comenzó a suceder. Creo que ésta es la única vez que puedo recordar en mi vida en que los mercados de valores comenzaron a pensar más allá del próximo trimestre. Y la razón por la que comenzaron a pensar de esa manera es porque nadie podía imaginar cuáles serían resultados del próximo trimestre. 

“De modo que decidieron olvidarse de eso y se concentraron en qué compañías podrían estar mejor posicionadas al inicio y cuando terminara la pandemia. Y comenzó a desarrollarse mucha narrativa en relación al potencial de los estados que iban a enfrentar grandes lagunas presupuestarias para luego mirar potencialmente la legalización de las apuestas deportivas en línea y tal vez incluso del iGaming”.

De cara a lo que se atisba en el futuro de la industria, Robins se planteó tres tres objetivos: “El primero: ¿cómo nos aseguramos de involucrar a nuestros clientes cuando no hay deporte en la televisión? Y empezamos a hacer todo, desde crear grupos alrededor de los programas de televisión, los debates políticos y cosas así, hasta expandirnos a los deportes alternativos, como el béisbol coreano y el tenis de mesa. Y nos integramos con la compañía de Carsten y transmitimos varios de estos deportes que no se pueden ver fácilmente todos los días.

“Lo segundo que pensamos es: ¿cómo nos aseguramos de que todos nuestros empleados estén seguros, que todos sean productivos? Así que hemos trabajado mucho para entender cómo lo estamos haciendo: desde métricas de productividad hasta salud y bienestar, salud mental y bienestar. Por último, hablamos de cómo podríamos asegurarnos de estar positivamente posicionados para competir y ganar como fuese posible en el otro extremo de esta cosa. Hablamos de asegurarnos de tener mucho capital, lo cual hicimos. Hablamos de asegurarnos de que estábamos haciendo inversiones en la innovación de productos y cosas que pensamos que podríamos poner en marcha en el cuarto trimestre. Asegurarnos de que teníamos las cosas preparadas desde la perspectiva del marketing. Es fácil dejarse llevar por el pánico, pero nos mantuvimos enfocados y pensamos que esos eran los objetivos y dedicamos mucho tiempo a su planificación”.

En torno a los cambios que tendrán lugar en la industria en el escenario de la post-pandemia, Koerl señaló que una mayor necesidad de dinero en efectivo es probable que genere nuevas aperturas en tanto en la actualidad en los mercados hay una gran demanda de efectivo y éste será generado por los impuestos para los gobiernos.

“De modo que esto probablemente acelerará la apertura del mercado y ofrecerá oportunidades. Ya estamos viendo esto en los Estados Unidos: sigue siendo un proceso muy doloroso, estado por estado, pero vemos la posibilidad de que esto se acelere más que el año pasado. Así que vemos una tendencia positiva aquí que está siendo impulsada por la demanda de efectivo y los impuestos.

“Creo que tanto Jason como yo estamos muy cerca del mercado estadounidense. Este es el sitio para observar, desde la talla de un mercado total direccionable, lo que se puede lograr en este momento. Hay mucha innovación en ese ámbito: es muy interesante ver que hace tres años todo el mundo hablaba de las apuestas pre-partido en Las Vegas, sin más. Y ahora todo el mercado es de apuestas en vivo. Hay una gran dinámica y trayectoria en todo esto”, concluyó Koerl.