iGaming 27.12.2016 > Mundo

España: Diez detenidos por estafas en apuestas online

En el marco de la operación 'Betaria', la Guardia Civil de Lugo y de Valencia desarticuló una organización criminal de ámbito internacional que usurpaba la identidad de terceras personas y realizaba apuestas.

Según informó la Guardia Civil (España), la operativa habitual era el registro fraudulento de clientes en páginas de empresas de juego online, utilizando para ello datos de identidad de terceras personas sin su conocimiento. Seguidamente, realizaban apuestas en páginas web de juego online con tarjetas bancarias fraudulentas de las que utilizaban los datos impresos en las mismas sin poseerlas físicamente.

Estos datos los obtenían mediante hurtos, técnicas de ingeniería social, 'phishing', o bien comprándolas directamente en el mercado ilegal existente en Internet. Una vez que poseían los datos de las tarjetas, comprobaban la operatividad de las mismas, realizando una pequeña compra en algún comercio de Internet de pago no seguro, o realizando un micro donativo en páginas de organizaciones no gubernamentales, en las que únicamente es necesario conocer el número de tarjeta, la fecha de caducidad y el CVV para realizar la operación de pago.

Verificada la operatividad de la misma, procedían a realizar apuestas deportivas online, de bajo riesgo, en páginas web al efecto, cobrando los beneficios obtenidos en terceras cuentas bancarias. Para evitar su identificación, los detenidos empleaban diferentes técnicas de enmascaramiento de las IPs utilizadas en sus conexiones a través de Internet.

La Guardia Civil sostiene que usurparon la identidad de numerosas personas y utilizaron más de 30 tarjetas bancarias de titulares residentes en la República Checa y España; provincias de Lugo, A Coruña, Huesca, Almería, Córdoba, Granada, Málaga, Lleida, Tarragona y Valencia. La operación fue iniciada a raíz de una denuncia presentada por un ciudadano residente en la provincia de Lugo en febrero de 2014.

Las investigaciones pudieron constatar cómo los autores habían creado un entramado económico-delictivo con múltiples cuentas bancarias y otros productos financieros, de los cuales eran titulares seis de los miembros del grupo criminal. Estas personas eran las encargadas de la recepción del dinero procedente de ilícitos penales y su posterior entrega, en persona, previo cobro de una comisión ya pactada, a personas que ocupaban un escalón superior en la jerarquía delictiva de la organización.

Las personas, conocidas en el argot policial como 'mulas' o 'muleros', eran captadas personalmente por otros integrantes de la organización que se encargaban de estas tareas, principalmente en establecimientos de ocio de la ciudad de Valencia, y poseían antecedentes por hechos similares, por lo que tenían pleno conocimiento de la actividad delictiva que estaban realizando.

De los datos analizados hasta la fecha, se estima que el importe de las estafas realizadas supera los 75.000 euros, si bien se siguen investigando otras cuentas relacionadas con la organización criminal y podrían aparecer bastantes más personas perjudicadas.

© Games Magazine 2016