iGaming 24.02.2016 > Mundo

Pérdidas anuales en reporte de Ladbrokes

El beneficio operativo total del operador de juego británico se redujo mucho en 2015. Según los datos , se contrajo un 35,7% a £80,6 millones (US$112,03 millones).

Ladbrokes presentó sus resultados financieros preliminares para el año recién finalizado el 31 de diciembre de 2015. La compañía indicó un aumento de sus ingresos anuales del 3,2% alcanzando los £1.190 millones (US$1.654 millones), comparado con los £1.150 millones (US$1.598,5 millones) que se generaron durante el año anterior. Los ingresos de la división minorista de Ladbrokes en el Reino Unido ascendieron a £827,4 millones (US$1.150,08 millones), un 2% más respecto al año pasado. El beneficio operativo se redujo un 2,7% hasta los £116,1 millones (US$161,38 millones). Las ganancias de las operaciones del juego online sumaron £232 millones (US$322,48 millones), lo que representa un aumento del 12,9% en comparación con la cifra registrada en el período de doce meses finalizado el 31 de diciembre de 2014. Unas pérdidas operativas de £23,8 millones (US$33,08 millones) se publicaron para el período completo.

La división minorista europea del operador generó un total de £119,8 millones (US$166,52 millones) el año pasado, un 1,9% menos de año en año. Los beneficios operativos de esa misma división fueron un 11,5% superiores hasta alcanzar los £14,5 millones (US$20,16 millones) en 2015. El Conjunto de Apuestas Telefónicas contribuyó con un total de £5,5 millones (US$7,65 millones) de la cifra global del año pasado, con una caída del 46,1%. La división generó una pérdidas operativas de £24 millones (US$33,36 millones).

El beneficio operativo total de Ladbrokes se redujo considerablemente el año pasado. Éste se contrajo un 35,7% hasta los £80,6 millones (US$112,03 millones). El operador de juegos de azar también reportó sus primeras pérdidas anuales en una década después de tener que enfrentarse a gastos relacionados con el cierre de casas de apuestas, a los nuevos impuestos sobre el juego, a la inversión en su negocio online y a la implementación de la megafusión de £2.300 millones (US$3.197 millones) con su rival Coral Group. Ladbrokes reportó unas pérdidas antes de impuestos de £43,2 millones (US$60,05 millones) en contraste al beneficio de £37,7 millones (US$52,40 millones) de 2014.

Al comentar los resultados financieros de su compañía en el año 2015, el director ejecutivo Jim Mullen dijo que se complacía en informar de “un buen comienzo para el cumplimiento de la entrega” de una estrategia de crecimiento agresiva introducida en julio de 2015. El verano pasado, Ladbrokes puso en marcha un programa de inversión de tres años en un intento por construir una cartera de clientes recreativos para las divisiones del Reino Unido Minorista, Digital y Australiana, dejando en claro que el cliente de juego recreativo, así como el de apuestas deportivas, son lo que precisamente el operador considera fuente y centro de sus actividades.

Mullen señaló que, aunque el programa se encuentra en sus primeras etapas, sin duda puede informar de un progreso positivo, con los terminales de apuestas autoservicio situados a lo largo de las casas de apuestas de todo el Reino Unido, anunciando un crecimiento notable, con el fútbol subiendo y el comercio minorista indicando un sólido incremento multicanal. En cuanto a las operaciones digitales, el aumento de las iniciativas de marketing resultaron en más clientes apostando más en la página web de juego online de Ladbrokes. Los ingresos procedentes de la marca online del operador aumentaron un 25% el año pasado y los ingresos procedentes de operaciones en Australia subieron un 75%.

© Games Magazine 2016