Games Magazine
02.11.2020 | Argentina | Regulaciones

Aprueban diputados presupuesto 2021 en Argentina

El proyecto de presupuesto en Argentina para 2021, que incluyó la iniciativa propuesta por el ministro de Hacienda, Martín Guzmán, de aumentar los impuestos a los juegos de azar en línea de 2 por ciento a 5 por ciento, fue aprobado por la Cámara de Diputados de ese país. Toca ahora el turno al Senado que decidirá su implementación.

Pese a la abstención de Juntos por el Cambio, el mayor partido de la oposición, el gobierno consiguió los 139 votos que necesitaba para la aprobación de la iniciativa, que contó con el apoyo del Interbloque Federal y la Unidad Federal para el Desarrollo, entre otros grupos del congreso.

No obstante, la Asociación de Loterías del Estado Argentino (ALEA) se mostró preocupada por la inminente aprobación de la iniciativa propuesta por Guzmán, toda vez que sostiene que cualquier impuesto sobre los juegos de azar regulados por el estado a nivel nacional, favorecerá la expansión del juego ilegal en tanto aumentará la presión tributaria sobre el sector regulado.

No es lo único, la ALEA también argumenta que las economías locales se verán afectadas directamente ya que el incremento del impuesto reducirá de manera significativa los ingresos que las provincias y la Ciudad de Buenos Aires obtienen del sector a través de los entes reguladores en sus respectivas jurisdicciones. 

En contraste, la propuesta de Guzmán contempla que el 95% de los ingresos se distribuyan entre las provincias, mientras que el 5% restante se invertirá en proyectos tecnológicos que serán desarrollados por Arsat, la empresa estatal argentina de telecomunicaciones.

El volumen de apuestas online que se realizan anualmente en Argentina está calculado en 2,400 millones de dólares, sin embargo, debido a la ausencia de regulación, la mayor parte de ese dinero no llega a las arcas del país pues está en manos de empresas que funcionan de manera clandestina y en la ilegalidad. 

En la actualidad, cada provincia argentina cuenta con su propia regulación. Consecuentemente, el juego no está regulado a nivel federal. De acuerdo a la ALEA, sería un error aplicar un impuesto que afecta a todo el país.

El impuesto vigente tiene aplicación al valor de cada apuesta y juego de azar que se lleven cabo. En el caso de las empresas que operan desde países no cooperantes, de baja tributación o paraísos fiscales, se eleva a 10 por ciento.

www.newslinereport.com