Games Magazine
21.06.2017 | Perú | Regulaciones

Avances y desafíos regulatorios en el Perú

Luego de culminado el proceso de formalización de la actividad de juegos de casino y máquinas tragamonedas, podemos afirmar que los actores han obtenido mejores condiciones que antes de la formalización, lo cual confirma que es mucho mejor regular que prohibir la actividad de juegos de azar. Si bien es cierto que el actual marco legal en el Perú no prohíbe los juegos por Internet ni las apuestas deportivas, lo cual facilita la proliferación de este tipo de negocios, algunos de ellos (aunque no todos) prestan servicios en condiciones muy perjudiciales para el público, el Estado y para una competencia leal. Como dichas empresas no están constituidas en el Perú, no pagan impuestos ni ofrecen seguridad al público usuario. Tampoco brindan sistemas de control para evitar el acceso de menores de edad, la presencia de personas afectadas por la ludopatía, los pagos de premios y el sistema de prevención contra el lavado de activos y financiamiento al terrorismo. Por estas razones es que consideramos que la experiencia que se ha obtenido al regular los juegos presenciales debe ser volcada en la regulación de las apuestas deportivas y juegos por Internet. Para ello, se establecerán reglas claras para todos los operadores que desarrollan esta actividad, permitiendo una justa competencia, y estableciendo garantías y medidas de seguridad para todos los usuarios, que posibiliten que esta actividad sea conducida con honestidad, transparencia, trato igualitario y no sea utilizada para fines ilícitos.
 
El reto de fiscalizar y controlar las nuevas tecnologías de juego
Como hemos señalado en anteriores oportunidades, consideramos que uno de los retos más importantes que tiene la Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas (DGJCMT) en la actualidad es elaborar una propuesta normativa que regule los juegos por Internet y las apuestas deportivas. Este proyecto de Ley se encuentra ya desarrollado y en su etapa final, previa a su presentación al Congreso de la República. Entendemos que el personal con el cual cuenta la DGJCMT reúne el perfil necesario para asumir el reto de fiscalizar y controlar esta actividad, pues tiene amplia experiencia en la regulación y el control de la actividad de juegos presenciales. Del mismo modo, creemos que la DGJCMT se constituirá en un órgano rector y consultor para las nuevas tecnologías que son inherentes a otras actividad involucradas con los juegos de azar y, posteriormente, también en el tema de los juegos de habilidad. En consecuencia, podemos mencionar que el proyecto normativo tiene previsto incluir los siguientes elementos, entre otros: a) Aplicación: proveedores de servicios, plataformas de juegos, laboratorios de certificación, salas de juegos; b) Autorizaciones: laboratorios, programas, plataformas, ubicación e implementación; c) Ubicación de plataformas: pueden ubicarse fuera del país, domicilio legal en Perú; d) Servidores de control y fiscalización: instalados en el Perú para el acceso y control de las plataformas y contenidos; d) Garantías: para autorización, garantías para salas de apuestas deportivas, pago de premios, pago de impuestos, multas, denuncias; e) Publicidad y patrocinio: prohibido para toda plataforma no autorizada; f) Uso de tarjetas de crédito o débito: únicamente en plataformas autorizadas; g) Impuesto directo: sobre el net win, terminal de acceso en el regulador para fiscalización; h) Exclusiones: personas prohibidas de acceder al sistema (ludópatas, menores de edad); i) Prohibiciones: operación de juegos en salas no autorizadas y salas de juegos por Internet, y j) Licencias municipales: sólo a plataformas y salas autorizadas de apuestas deportivas.
 
© Games Magazine 2017

www.newslinereport.com