Games Magazine
11.04.2021 | Mundo | Regulaciones

El Estado de Nueva York controlará las apuestas en línea

El Estado de Nueva York extenderá el negocio de las apuestas deportivas al canal móvil, luego del anuncio en torno al presupuesto que realizó en días recientes el gobernador Andrew Cuomo. Su plan, el cual fue aprobado por la Asamblea General, privilegia la gestión estatal sobre el libre mercado con el objetivo de generar más de 500 millones de dólares en ingresos extras por concepto de las apuestas en línea.

A través de un comunicado oficial, la oficina de Cuomo se pronunció sobre lo siguiente: “El presupuesto promulgado para el año fiscal 2022 autoriza las apuestas deportivas móviles. Una vez que se haya implementado completamente, la legalización proporcionará más de 500 millones de dólares en ingresos que son muy necesarios para el Estado en orden de ayudar a paliar los efectos de la Covid-19 y desarrollar y convertir lo que podría ser el mayor mercado de apuestas deportivas en los Estados Unidos en una industria rentable a largo plazo”.

Para tal efecto, el Estado emitirá una “Solicitud de Solicitudes” y deberá elegir al menos dos proveedores de plataformas que deberán trabajar con un total de al menos cuatro operadores. Una vez que se haya implementado por completo, el programa entregará cinco millones de dólares anuales al deporte amateur y seis millones de dólares para combatir la ludopatía, duplicando de esa manera los recursos disponibles en la actualidad. El resto de estos ingresos se dedicará a la educación.

“Las apuestas deportivas a través de dispositivos móviles serán aprobadas. Esto generará 500 millones de dólares anuales para la educación deportiva de los jóvenes”, aseguró el gobernador Cuomo. “La ley permite al Estado operar directamente las apuestas deportivas móviles. Así que los 500 millones de dólares irán al estado en lugar de a un montón de intermediarios que operan las apuestas deportivas móviles, que es lo que han hecho muchos otros estados”.

Cuomo, que en semanas recientes ha estado en el ojo del huracán debido a una serie de acusaciones de acoso sexual, también se pronunció sobre los casinos. “Esto es como la lotería estatal: nosotros la operamos y obtenemos los recursos. La ley no autoriza ningún nuevo casino. Me opongo a cualquier plan de autorización de casinos que esté sujeto a la política. Tenemos una Comisión del Juego que toma la decisión sobre el fondo.

“Hay mucho dinero involucrado en los casinos. Hay muchos grupos de presión, hay muchas contribuciones políticas y quiero asegurarme de que cualquier decisión que se tome se haga puramente por los méritos y así no tendré nada que ver con un plan de casinos que pueda ser politizado”.

Hasta el momento, DraftKings, la casa de apuestas de deportes de fantasía que cuenta con un establecimiento físico en el estado en el Del Lago Resort & Casino de Waterloo, es la empresa que se encuentra mejor posicionada para competir por una de las licencias. No es, sin embargo, la única y en las semanas siguientes veremos qué otros jugadores se hacen presentes.

www.newslinereport.com