Slots 03.12.2019 > México

Propone la Ciudad de México impuesto de 10% a casinos y casas de apuestas

A pesar de lo dicho por el gobierno en el sentido de que no se incrementarían los impuestos en la capital de México, el Paquete Económico 2020 trae consigo imposición a la industria del juego

Pese a que la jefa de gobierno de la Ciudad de MéxicoClaudia Sheinbaum, aseguró en meses recientes que no se aplicarían más impuestos o se incrementarían los existentes, durante la presentación del llamado Paquete Económico 2020 (la propuesta del poder ejecutivo en materia de recaudación de impuestos al congreso local) que realizó Luz Elena González, secretaria de Administración y Finanzas de la CDMX, se anunció la creación de un impuesto de 10% a casinos y otros establecimientos en los que se realizan apuestas y sorteos. 

 

Dicho gravamen contempla que el gobierno de la ciudad retenga el porcentaje señalado (10%) sobre el monto de cada apuesta que sea colocada en las casas o sitios dispuestos para ello. Los permisionarios serán quienes se encarguen de recaudar dicho impuesto y, de ser aprobado, tendrían que entregarlo en forma mensual y de forma separada al impuesto que pesa sobre las Loterías, Rifas, Sorteos y Concursos. Asimismo, este último gravamen se modificaría para que, en adelante, aquellos establecimientos que organicen loterías, rifas o sorteos paguen un impuesto de 13%.

 

De acuerdo con documentos que están en poder de la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación de México, hasta julio de 2019 en la capital del país se tenían registrados 35 sitios y casas de apuestas legalmente establecidos, los cuales en su conjunto disponen de 379 salas.

 

La justificación del gobierno de la CDMX para aplicar dichos impuestos a los casinos y casas de apuestas, se basa, por principio, en la homologación de medidas propuestas en otros lugares del país, en tanto la Ciudad de México es, en apariencia, la única entidad en la que existe una gran cantidad de casinos que carece de esta regulación. 

 

Hay, sin embargo, otra justificación, una cuasi moral o, cuando menos, paternalista. Y se refiere a fomentar “la responsabilidad sobre aquellas personas físicas que realicen erogaciones para participar en actividades de juego con apuestas y concursos cuando dicha contraprestación haya sido pagada o entregada en el territorio de la Ciudad de México, independientemente del lugar donde se realice el evento”. 

 

Dicho en otras palabras: si un habitante de la CDMX desea quemar o tirar su dinero a la basura, es posible que el gobierno decida cobrarle un impuesto para hacerlo responsable.

 

El Paquete Económico 2020 contempla también el incremento y aplicación de impuestos a las bebidas alcohólicas y al hospedaje y hotelería, que incluye a plataformas como AirBnb.