Regulaciones 20.08.2020 > Latinoamérica

Abre Bolsonaro la puerta a la regulación de las apuestas

La firma de un decreto por parte del presidente de Brasil, es prácticamente la confirmación de que las apuestas deportivas serán regularizadas en breve

La firma del decreto 10.467l llevada a cabo por Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, parece ser el comienzo para que las apuestas deportivas en el país latinoamericano sean al fin reguladas y, en consecuencia, permitidas. La iniciativa, que fue publicada en el Boletín Oficial, establece que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y el Ministerio de Economía serán las instituciones encargadas de gestionar la privatización de las apuestas deportivas.

A partir de lo anterior, las apuestas deportivas serían incluidas en el Programa de Asociaciones de Inversión, a través del cual el gobierno de Brasil busca atraer al sector privado para operar estos negocios.

El decreto, que fue firmado por el ministro de Economía Paulo Guedes, establece que el ministerio coordinará y supervisará el proceso de privatización. Del mismo modo, también realizará estudios y ejecutará el proceso de licitación de las licencias.

Por otra parte, el BNDES será responsable de llevar a cabo el proceso de privatización e informará de sus progresos al Consejo del Programa de Alianzas de Inversión de la presidencia de Brasil y a otras entidades relacionadas.

La pasión por el fútbol, el deporte por excelencia en Brasil, ha llamado la atención de varios operadores internacionales que buscan ingresar con sus marcas en el mercado más grande de Latinoamérica ante la inminente regulación de las apuestas deportivas. Un ejemplo de ello es el operador sueco Betsson, que se hizo de una participación mayoritaria de 75% del operador brasileño Suaposta en diciembre del año pasado.

A partir de lo anterior, el potencial del mercado brasileño ha llevado a las empresas a firmar una serie de acuerdos, por lo que 14 de los 29 equipos de la Brasileirão Série A cuentan con patrocinios por parte de diversos operadores de apuestas deportivas.

Abierta la puerta, sólo resta se den los pasos conducentes para formalizar la legalización de las apuestas deportivas en Brasil y su puesta en marcha.