Regulaciones 24.06.2021 > Latinoamérica

Aprueba Congreso de Brasil cambios a la ley de apuestas deportivas

Tras las modificaciones, sólo resta el visto bueno del presidente Jair Bolsonaro

Tras rechazar las enmiendas hechas por el Senado, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó la Medida Provisional 1034/21 que, entre otras cosas, modifica el capítulo de la Ley 13756/18 (referente a cuotas fijas o apuestas deportivas), el cual ahora considera la recaudación de impuestos sobre ingresos netos de la recaudación, y descuenta el impuesto sobre la renta y las primas (GGR). Esta modificación del sistema fiscal fue una demanda de la industria del juego al gobierno brasileño. Ahora el presidente Jair Bolsonarotiene la última palabra.

“Ciertamente, una de las formas de blanquear dinero es precisamente la adquisición, con prima, de boletos ganadores”, aseguró el senador Ciro Nogueira, que apoyó abiertamente esta modificación, de acuerdo a una nota del portal Games Magazine Brasil. “Estamos seguros de que el sistema de probabilidades fijas que se propone aquí reducirá el tamaño del mercado ilegal de apuestas en línea y aumentará los ingresos fiscales, aportando más recursos a la seguridad social”.

Este tipo de apuestas ya se explota internacionalmente, de forma virtual, con apostadores brasileños, y genera alrededor de 2,000 millones de reales al año (406,967,260 de dólares), los cuales son enviados fuera de Brasil, detalló el sitio.

“Los artículos 6 y 7 del PLV nº 12 de 2021, introducido por la Cámara de Representantes, cambian sustancialmente el marco legal de las Apuestas de Cuota Fija, haciendo la modalidad más atractiva para los inversionistas. Estamos seguros de que el sistema de apuestas fijas que ahora se propone reducirá el tamaño del mercado ilegal de apuestas en línea y aumentará la recaudación de impuestos, aportando más recursos a la Seguridad Social”, añadió Nogueira.

Una de las cuestiones incluidas en el texto por el ponente es el cambio en la distribución de lo recaudado por la lotería conocida como “apuestas deportivas”. En este tipo de apuestas, clasificada como cuota fija, el jugador intenta predecir el resultado de eventos deportivos reales en partidos de fútbol, sabiendo de antemano cuánto puede ganar si acierta.

“La experiencia europea demuestra que es mejor adoptar, como base, el beneficio bruto del operador, proporcionando flujos estables de ingresos públicos y premios, y haciendo que los apostadores utilicen los servicios de los operadores locales”, detalló el diputado Moisés Rodrigues, ponente del Parlamento en la Cámara.

De ese modo, en lugar de los porcentajes de la recaudación bruta definidos por la ley, Rodrigues propuso que el total recaudado vaya en primer lugar a los premios, sin fijar la cuantía, el importe del impuesto sobre la renta recaudado (30%) y la parte de la seguridad social (0.10% para las apuestas en soporte físico y 0.05% para las de soporte virtual).

En la actualidad los ingresos brutos se dividen principalmente entre los premios, el operador de lotería, el Fondo Nacional de Seguridad Pública (FNSP), la seguridad social, los clubes que han cedido sus símbolos para el concurso y las escuelas que han alcanzado los objetivos de rendimiento en los exámenes nacionales.

Bajo la nueva norma, de lo que reste de la primera distribución, 0.82% irá a las escuelas, 2.55% a la FNSP, 1.63% a los clubes y 95% a los operadores de la lotería, que deberá ser licitada para su explotación por el sector privado.