Regulaciones 10.02.2017 > Argentina

Argentina: Gobierno aumentó canon a casinos de Puerto Madero

Con la meta de recaudar US$20 millones más, se incrementó el impuesto del 20 al 30%. La medida se enmarca en el traspaso del juego de la Nación a la órbita del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de confirmar la concesión hasta el 2019, el Gobierno argentino dispuso hoy por decreto aumentar el canon que los casinos flotantes de la Capital Federal deberán pagar el Estado. Así, las salas de juego de los barcos de Puerto Madero, hoy comandadas por Casino Club, de Ricardo Benedicto -mano derecha de Cristóbal López-, y la española Cirsa, deberán pasar de pagar del 20% al 30% de los beneficios que obtienen de las apuestas.

Ese cambio podría significar US$20 millones anuales más que irían a las arcas estatales. Los casinos flotantes de Puerto Madero vienen sosteniendo un régimen de privilegio: son los únicos en el país que pagan un canon del 20%, mientras que el Hipódromo de Palermo abona el 30% (más otro 5% de impuesto a la actividad hípica). En la Provincia de Buenos Aires, las salas de juego deben pagar el 34%.

"El benchmarking nacional nos da que los canones están entre 30 y 34%. El 20% era un escándalo. La administración tiene derecho a ejercer lo que se llama el ius variandi y modificar las condiciones de una concesión", alegaron desde el Gobierno. Por supuesto, no descartan que Benedicto y Cirsa busquen judicializar la medida por considerar que tienen derechos adquiridos.

El decreto estipula que los nuevos ingresos provenientes del canon se distribuirán entre las loterías, la Secretaria de Deportes y el Ministerio de Desarrollo Social.

La medida para aumentar el canon se enmarca en el traspaso del juego de la Nación a la órbita del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. A fines del año pasado, la Legislatura porteña votó la ley de traspaso del juego de la Nación a la Ciudad. La norma terminó de abrochar un pacto que se gestó durante todo 2016: el Hipódromo de Palermo (donde López aún tiene participación) y los casinos flotantes de Puerto Madero deberán pagar su millonaria deuda tributaria y abonar cánones más altos, pero mantendrán todos sus "derechos adquiridos". Es decir, seguirán vigentes las concesiones que les otorgó Néstor Kirchner. En el caso del Hipódromo, la licencia llega hasta 2032, y en el de los casinos, hasta 2019.

© Games Magazine 2017