Regulaciones 15.06.2022 > Latinoamérica

Bolsonaro se niega a firmar el decreto de las apuestas

Pese a las expectativas de los operadores, será casi imposible que el mercado entre en funciones antes del inicio del Mundial de Qatar

Luego de seis semanas de que el Ministerio de Economía presentara al presidente Jair Bolsonaro su iniciativa para la implementación de las apuestas deportivas en Brasil, el mandatario continúa negándose a firmar el documento que convertiría a la propuesta en una ley federal.

Varios medios de comunicación brasileños han informado que Bolsonaro ha sido aconsejado por sus asesores para que retrase los procedimientos federales en torno a las apuestas y juegos de azar, ello debido a que el Partido Liberal busca asegurar el voto de los grupos evangélicos en el Congreso.

Bolsonaro enfrenta una fuerte presión por parte de los clubes de fútbol de Brasil que le han exigido garantice el proceso regulatorio de las apuestas deportivas, pero hasta ahora el Partido Liberal se ha mantenido firme en que cualquier iniciativa de ley en torno al juego será autorizada una vez culminadas las elecciones.

De ocurrir así, independientemente de quién gane las elecciones, será prácticamente imposible que la implementación de las apuestas entre en vigor a tiempo para la celebración Mundial de Qatar 2022, evento por demás significativo en términos de ingresos para los operadores.

La esperanza de estos estaba cifrada en que el Partido Liberal firmara el decreto a finales de mayo, lo cual habría permitido al Ministerio de Economía poner a concurso algunas licencias antes de abrir el mercado para coincidir con el mundial de fútbol que se llevará a cabo en noviembre.  

El próximo 2 de octubre se llevarán a cabo elecciones federales en Brasil en las que Bolsonaro y el Partido Liberal buscarán reelegirse, mientras que el ex presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva y el Partido de los Trabajadores intentarán regresar al poder.

En este momento los sondeos indican que el Partido de los Trabajadores lidera las encuestas de opinión, lo cual podría dar pie a que Lula da Silva y Bolsonaro se enfrenten en una segunda vuelta de las presidenciales, las cuales tendrían lugar a finales de octubre.

 

Puede interesarte: U.S. Integrity supervisará la integridad de la IFL