Regulaciones 23.09.2020 > Argentina

Buenos Aires decide hoy sobre el juego online

La Legislatura de la capital de Argentina debatirá dos proyectos de ley en torno a las apuestas en línea

Este jueves 24 de septiembre, la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires debatirá dos proyectos de ley en torno a las apuestas en línea. Uno de ellos establecería una serie de normas para combatir la ludopatía, mientras que el otro estaría enfocado en habilitar las apuestas online a las empresas que cuentan con establecimientos físicos.

El proceso para reglamentar el juego online inició a principios de este año cuando el gobierno de Buenos Aires dio el banderazo de salida para recibir solicitudes de parte de varias empresas interesadas en participar en dicho sector. Sin embargo, el brote del virus SARS-Cov-2 obligó al cierre de los casinos físicos y consecuentemente se dio una migración de la audiencia hacia el mercado en línea.

En un principio los dueños de los establecimientos físicos estaban impedidos por la ley a extender sus operaciones por Internet, pero el cierre ocasionado por la pandemia, la presión de los empresarios y la necesidad del gobierno de Buenos Aires por hacerse de más ingresos, han hecho que los integrantes de Coalición Cívica, el partido gobernante, doblen las manos y modifiquen el marco regulatorio.

No obstante, una de las condiciones no negociables de Coalición Cívica es la prohibición de las tarjetas de crédito para las apuestas en línea. Esto con el objetivo de que los jugadores sólo puedan hacer uso de tarjetas de débito para evitar conductas irresponsables y compulsivas. Asimismo, se plantea controlar a los menores de edad y beneficiarios de planes sociales para que no puedan acceder a ninguna plataforma de apuestas.

Por otro lado, y de acuerdo a la legislación actual, la materialización de las apuestas debe tener lugar  en la ciudad de Buenos Aires, lo cual impide que las personas residentes en otras provincias puedan participar de las mismas. Sin embargo, la Lotería de Buenos Aires (LOTBA) está explorando la posibilidad de realizar acuerdos con las provincias para permitir el juego en otras regiones de Argentina.

Otra de las cláusulas que al parecer no estará sujeta a negociación, es la de contar con “antecedentes limpios”, es decir, que personas procesadas o en juicio por delitos como tráfico de personas, drogas o armas, y lavado de dinero, no estarán en condiciones de solicitar una licencia y consecuentemente les será negada.

La ley de apuestas en línea de Buenos Aires estipula que los operadores deben aportar un porcentaje de las apuestas (entre 10% y 20% de cada operación) y 6% de los ingresos brutos. 

La obtención de la licencia o permiso para nuevos operadores, está sujeta a un pago inicial de 30,000 dólares que en ningún caso serán reembolsables, y a ello se sumará un pago fijo anual de 100,000 dólares una vez que la licencia haya sido otorgada, que tendrá una duración de cinco años, lapso que es el estipulado para el vencimiento y renovación del permiso correspondiente.

Los operadores locales que deseen solicitar la licencia, deberán demostrar que han estado operando en línea por espacio mínimo de dos años y que sus usuarios han tenido relación interactiva con sus plataformas. Del mismo modo, deberán contar con ventas totales sujetas a verificación de más de 100 millones de pesos argentinos en el último ejercicio fiscal.