Regulaciones 20.06.2016 > Mundo

Estados Unidos: New York aprueba nueva legislación de DFS

La Asamblea estatal y el Senado dieron lugar al proyecto de regulación de los deportes de fantasía diarios. Por su parte, el Gobernador Andrew Cuomo tendrá diez días para transformar ese proyecto en ley.

Se espera que el gobernador de New York, Andrew Cuomo, apruebe los deportes de fantasía diarios para ese Estado. De ser así, los operadores que estaban activos en el Estado antes de que el fiscal general de New York, Eric Schneiderman, emitiera su cese y desistimiento de los DFS el 10 de noviembre de 2015, serán elegibles para permisos temporales para ofrecer concursos DFS, aunque no hay calendario que anticipe cuán rápidos serán estos permisos.

La noticia llega como un alivio importante para DraftKings y FanDuel, que en marzo pasado habían detenido el juego con dinero real en New York, después de llegar a un acuerdo con Schneiderman. New York está considerado como el mercado estatal más grande de DFS y ningún operador aceptó la idea de encarar la próxima temporada de la NFL sin su generador principal de dinero. Sin embargo, queda la posibilidad de que algún grupo anti-DFS pueda impugnar la constitucionalidad de la nueva ley, ya que el Estado debería celebrar un referéndum para autorizar los juegos de azar que se basan en un elemento significativo de la casualidad, por lo que esta lucha puede no haber terminado aún.

La legislación define a los DFS como un juego de habilidad, eximiéndolos de esta manera de la lista de los juegos de azar prohibidos en el Estado. Los operadores con licencia de DFS pagarán un impuesto del 15% sobre los ingresos generados por los jugadores de New York, además de un impuesto del 0,5% anual adicional que no puede exceder de US$50 mil. El proyecto de ley también contiene medidas estándar de ‘protección del consumidor’, como no realizar apuestas en eventos universitarios, advertencias sobre el riesgo del juego compulsivo y aclaraciones para que los jugadores de gran experiencia no se mezclen con novatos. Asimismo, el proyecto requiere que los operadores de DFS hagan declaraciones “claras y evidentes de que no producen sistemas inexactos o engañosos” sobre la probabilidad de que el jugador medio pueda ganar.

© Games Magazine 2016