Regulaciones 08.09.2020 > Argentina

Gobierno de Bs As permitiría a casinos físicos ingresar al mercado online

El aumento de las apuestas ilegales durante la pandemia es uno de los factores detrás de esta decisión

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires presentó en días recientes un proyecto de ley que busca cambiar la regulación existente en torno al juego en línea. De prosperar, las modificaciones propuestas entrarían en funciones una vez que la capital de Argentinareactive el proceso de licitación de licencias online, lo cual se tiene previsto que ocurra antes de que finalice el año.

Bajo los términos de la propuesta, que fue presentada a la Legislatura de Buenos Aires, los operadores que cuentan en la actualidad con licencias para operar casinos físicos existentes, podrían participar en el proceso de licitación de juegos en línea, circunstancia que en el primer proyecto que entró en vigor en febrero de 2020 no tenía cabida.

“Las apuestas ilegales son cinco veces peores que al principio de la pandemia, por lo que necesitamos regular [el mercado]”, se lee en un comunicado que el gobierno de Buenos Aires hizo llegar a los medios de comunicación. Asimismo, explicó que las propuestas también tienen como objetivo proteger a los casinos físicos, los cuales cerraron sus puertas a mediados de marzo y aún no han reiniciado sus operaciones.

Tanto el Casino de Puerto Madero como el Hipódromo de Palermo solicitaron autorización para participar en el proceso de licitación, pero esta les fue negada en un principio por la situación ya descrita. De igual modo, las instituciones oficiales de lotería también habían pidieron a las autoridades formar parte de la industria. De concretarse esta iniciativa de ley, los primeros y las segundas estarán en posición de obtener una licencia para realizar operaciones en línea.

Una de los puntos del proyecto señala que la prohibición “constituye un obstáculo para asegurar la efectiva validez de los licitadores en cuanto a la participación y la competencia, la cual es necesaria en la convocatoria pública y el registro de futuros agentes”.

Finalmente, el reglamento propuesto añadiría un nuevo apartado denominado “antecedentes limpios”, que excluiría de participar en el proceso de licitación a “personas con antecedentes penales o en juicio por delitos como trata de seres humanos, terrorismo o tráfico de drogas, personas o armas, lavado de activos y/o delitos que estén incluidos en la Convención Interamericana contra la Corrupción”.