Regulaciones 03.11.2020 > Mundo

Reino Unido cierra casinos, bingos y casas de apuestas por un mes

La medida impuesta por Boris Johnson contempla a todos los establecimientos no esenciales

El Reino Unido volverá al confinamiento a partir del próximo jueves. La medida contempla el cierre de todos los puntos de venta no esenciales, pubs, restaurantes, instalaciones de ocio y lugares de entretenimiento hasta por lo menos el 2 de diciembre. Lo anterior incluye las casas de apuestas, casinos y salas de bingo de todo el país.

La decisión la tomó el primer ministro Boris Johnson, quien el sábado pasado señaló que no había ninguna alternativa si se desea evitar un desastre médico y moral. “Las muertes en este país se elevarán a varios miles al día en pocas semanas, y el Servicio Nacional de Salud será invadido”, advirtió Johnson.

El primer ministro, que tuvo un manejo errático y desastroso al principio de la pandemia, en esta ocasión se disculpó por imponer de nuevo el confinamiento, e insistió en que era la única posibilidad de tener algo parecido a una Navidad normal.

Michael Dugher, director ejecutivo del Consejo de Apuestas y Juegos de Azar, acogió con beneplácito esta decisión. Pero aconsejó al gobierno sobre cómo poner de nuevo en marcha a la industria del juego cuando concluya el mes de confinamiento.

“Es importante que cuando el confinamiento termine, se permita a las casas de apuestas abrir de forma segura junto con otras tiendas al menudeo no esenciales, como lo hicieron en junio”, señaló Dugher a través de un comunicado. “Los casinos, que tienen las mejores medidas anti-Covid-19 y han seguido operando en todos lados en relación a hospitalidad y entretenimiento, también deberían reabrir al mismo tiempo.

“En un momento en que existe una desesperación generalizada entre las entidades deportivas, el gobierno también debe reconocer que una industria de apuestas sana es vital para el financiamiento del deporte, y que las casas de apuestas, en particular, son fundamentales para financiar las carreras de caballos", puntualizó.

Los críticos del gobierno aseguran que la medida impuesta por Johnson llega demasiado tarde y que el virus estaría mejor contenido si el confinamiento hubiera comenzado hace varias semanas. En contraste, otros mencionan que la medida es innecesaria y señalan las ineficiencias del programa de pruebas y rastreo del gobierno, que se suponía mantendría el virus bajo control.