Regulaciones 31.07.2022 > Argentina

Retira IPJyC de Mendoza máquinas tragamonedas de MCE

El organismo que dirige Ida López, retiró y consignó las máquinas tras la negativa de la compañía

Tal y como lo advirtió el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) de la ciudad argentina de Mendoza, los activos pertenecientes a Mendoza Central Entretenimientos (MCE), la empresa que pertenece a Alfredo Vila y que operó durante 20 años las videoslots del Casino de Mendoza, fueron retirados del establecimiento de juego por la autoridad, ante la negativa de la compañía de hacerlo por sus propios medios.

Como se recordará, tras haberle sido concedida por el IPJyC la licitación para operar el Casino Central de Mendoza a la compañía Traylon S.A.MCE, que mantuvo la concesión por espacio de dos décadas, se negó a reconocer la legalidad del proceso y en lugar de retirar sus activos de la sala, presentó un recurso legal para que no se adjudicara la operación a su competidora.

Ante la negativa de la compañía, el IPJyC le concedió una prórroga de cinco días para que “retire los bienes muebles que había provisto para el cumplimiento del contrato mencionado en la sala del Casino Central de Mendoza”. Dicha extensión venció el pasado jueves 28 de julio en punto de las 23:59 horas, tras lo cual el organismo que encabeza la abogada Ida López procedió a remover el mobiliario de MCE.

“Ante el incumplimiento de todos los plazos legales otorgados, y notificado mediante resoluciones de directorio y consentidos por Mendoza Central Entretenimientos, el Instituto Provincial de Juegos y Casinos procedió conforme a las disposiciones legales, actuando siempre conforme a derecho, en el día de la fecha fijado a retirar todos los bienes muebles proveídos por el anterior adjudicatario y ponerlos en depósito, custodia y a disposición de Mendoza Central Entretenimientos, a su coste”, detalló López al momento de realizar la remoción.

“Esto tanto, por cumplir la ley, por supuesto, como corresponde, y a lo cual estamos obligados, y para resguardar las arcas estatales y los derechos subjetivos del nuevo adjudicatario de la licitación pública vigente que, ante el incumplimiento del adjudicatario anterior, no está pudiendo (sic) entrar y colocar sus máquinas y empezar a prestar el servicio que ya está obligado a hacer”, puntualizó la funcionaria.

Como lo señaló López, los gastos devengados por la remoción, el traslado y el resguardo de los activos de MCE, tendrán que ser cubiertos por la empresa para le puedan ser devueltos.

 

Puede interesarte: Operador se niega a retirarse del Casino de Mendoza