Salas 09.02.2021 > Mundo

Caen apuestas del Super Bowl en Nevada

La falta de visitantes en Las Vegas fue el factor que influyó en la caída

La suma en el volumen de apuestas colocadas en Nevada para el Super Bowl LV sólo contabilizó 136.1 millones de dólares, lo cual implica una reducción de 12% con relación al partido del año pasado, es decir, alrededor de 18.5 millones de dólares menos; así lo informó el portal de noticias Casino.org.

La caída no fue necesariamente una sorpresa y en realidad ya se esperaba: Las Vegas no ha vuelto a ser la misma ciudad después de la irrupción del virus SARS-CoV-2 y la consecuente pandemia de la Covid-19.

De acuerdo al portal, la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA, por sus siglas en inglés) dio a conocer que el volumen de visitantes cayó 64% en 2020 y hasta el momento no se han publicado las cifras correspondientes a enero de 2021.

“Si no hubiera Covid-19 habríamos batido el récord histórico”, expresó Nick Bogdanovich, director de Apuestas Deportivas de William Hill. “Todo estaba relacionado con la Covid-19. A la gente le encanta venir a las fiestas del Super Bowl aquí en Nevada. La Covid-19 lo ha conseguido. Es así de simple”.

Las 184 casas de apuestas deportivas que existen en Nevada obtuvieron ganancias de 12.6 millones de dólares de los 136.1 que se apostaron, lo que implica una retención de 9.2%. Aunque ciertamente se apostó menos dinero en esta ocasión, la tasa de retención permitió que los corredores de apuestas obtuviesen su cuarto mejor resultado de la última década en relación al Super Bowl.

“En Nevada, el manejo del Super Bowl está impulsado por las visitas y por Las Vegas”, contó Michael Lawton, analista principal de Investigación de la Junta de Control del Juego de Nevada, a Casino.org. “En general, teniendo en cuenta los factores a los que se enfrentaron las casas de apuestas de Nevada, estas cifras representan el quinto total más alto de todos los tiempos para los volúmenes de apuestas del Super Bowl desde que Nevada comenzó a registrar estas cifras en 1991”.

Desde que el estado comenzó a contabilizar las apuestas del Super Bowl, sólo en dos ocasiones (Super Bowl XXIX – 1995 y Super Bowl XLII – 2008) los corredores de apuestas de Nevada perdieron dinero frente a los apostadores.