Salas 18.05.2020 > Mundo

Cierra el DiamondJacks Casino & Hotel de Bossier City, Louisiana

Se trata del primer casino en esa entidad en cerrar sus puertas por causa de la pandemia del virus Covid-19

El DiamondJacks Casino & Hotel que está situado en Bossier City, en el estado de Lousiana,  informó el viernes pasado que debido a las circunstancias provocadas por la pandemia del virus Covid-19, cerrará sus puertas para siempre. El anuncio se da en el marco de la reapertura de los casinos en esa entidad, las cuales han sido autorizados para operar nuevamente, bajo nuevas y estrictas directrices y regulaciones establecidas por la Junta de Control de Juegos, a partir del 18 de mayo.

La propiedad que pertenece y es operada por el conglomerado Peninsula Pacific cuya sede se localiza en Los ÁngelesCalifornia, fue inaugurada el 20 de mayo de 1994, y su cierre se produce apenas unos días antes de lo que habría sido su 26º aniversario.

“A la luz de las repentinas e imprevisibles condiciones de mercado que han resultado de la pandemia Covid-19, se ha tomado la difícil decisión de cerrar el casino”, declaró Diana Thornton, vicepresidenta de Finanzas de DiamondJacks en un comunicado de prensa. “Hemos trabajado diligentemente para ser un miembro valioso de la comunidad de negocios de Shreveport-Bossier City. Estamos tristes por la pérdida de un negocio de larga historia aquí en Louisiana”.

De acuerdo al reporte de una televisora local que está afiliada a la ABC, los empleados del casino han sido notificados del cierre de operaciones y tienen derecho a solicitar los beneficios correspondientes a la situación de desempleo. Su último pago será emitido el 22 de mayo e incluirá el tiempo correspondiente al periodo vacacional así éste no haya sido utilizado.

Ronnie Jones, presidente de la Junta de Control de Juegos de Louisiana, habría dicho a la televisora que una vez que la actual crisis sanitaria haya pasado, la junta determinará qué efectos tendrá el cierre del casino sobre los juegos de azar en el estado, e informará acerca del status de la licencia de operación de Peninsula Pacific, la cual es una de las 15 licencias que han sido otorgadas a embarcaciones fluviales en el estado.

“Entablaremos conversaciones con los propietarios de los otros casinos acerca de sus planes, tendrán que compartir eso con la junta”, exclamó Jones. “La junta está muy preocupada por una propiedad que acaba de cerrar sus puertas sin tener un plan para seguir adelante”.

Por lo pronto, Diamondbacks está trabajando en un plan de clausura que contempla la decisión de qué hacer con los activos físicos de la propiedad de Bossier City, amén de haberse comunicado con sus empleados, proveedores y otros actores clave.

“Aunque continuar operando no es viable desde el punto de vista comercial, ciertamente hemos disfrutado de ser parte de la comunidad y apreciamos la lealtad tanto de los huéspedes como de los miembros del equipo. Estamos muy agradecidos por el apoyo que todos nos han brindado y haremos lo que podamos para asegurar a los afectados la transición a nuevas oportunidades de carrera”, puntualizó Thornton

La propiedad permanecerá en manos de Peninsula Pacific durante todo el proceso de cierre y hasta ahora no existen planes para traspasarla o para solicitar inversiones para continuar operando.