Salas 28.05.2020 > Mundo

Hard Rock recibe beneplácito para la construcción de un casino en Virginia

El visto bueno del Ayuntamiento de Bristol deberá ser refrendado mediante un referéndum que se celebrará el 3 de noviembre de 2020

Hard Rock International (HRI), junto con The United Company y Par Ventures LLC, ha recibido el visto bueno del Ayuntamiento de BristolVirginia, para que inicie la construcción de un casino en un terreno que alguna vez fue un antiguo centro comercial.

El pasado mes noviembre de 2019, HRI fue señalada como la empresa designada para poner en marcha el Hard Rock Bristol Resort and Casino, que habrá de ubicarse en un descampado que fue hogar del centro comercial de Bristol durante más de cuatro décadas.

Hard Rock International, junto con Jim McGlothlin, CEO de The United Company, y Clyde Stacy, quien durante mucho tiempo fue líder los empresarios del suroeste de Virginia, son los propietarios de las acciones del proyecto que se prevee cueste alrededor de 400 millones de dólares. La empresa propiedad de Stacy, Par Ventures LLC, completó la adquisición del centro comercial de Bristol mediante el pago de 2,6 millones de dólares el 6 de junio de 2018, y tres meses más tarde anunció sus planes para la construcción del casino.

Randy Eads, quien es fiscal de la ciudad, señaló que el siguiente paso es presentar a la Junta de la Lotería de Virginia los documentos que muestran el respaldo del ayuntamiento al Hard Rock, que deberá devolverlos en un plazo de 45 días. Una vez recibida la aprobación de dicho organismo, se procederá a la realización de un referéndum local entre los ciudadanos de Virginia, quienes deberán aprobar el sitio específico en el que se construirá el casino. Dicho referéndum tendrá lugar el 3 de noviembre de 2020, fecha de las elecciones federales en Estados Unidos.

A a principios de este año, Jim McGlothlin hizo públicos los planes para la construcción del Hard Rock Bristol Resort and Casino y comentó que el casino ocupará una superficie de 9,300 metros cuadrados, y tambien dispondrá de un centro de convenciones de las mismas dimensiones. Ambos espacios contarán con un techo elevado, mientras que el hotel de 600 habitaciones que acompañará al complejo será construido en el estacionamiento de la entrada trasera de la antigua propiedad del centro comercial, de acuerdo con una nota publicada en el diario local Bristol Herald Courier.