Salas 16.07.2020 > Mundo

Se empantana la fusión de Eldorado y Caesars en Nueva Jersey

La División de Control del Juego de esa entidad ha expresado una serie de preocupaciones en torno a la operación que daría pie al operador de casinos más grande del mundo

Luego de haber obtenido la aprobación de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) a finales de junio y el visto bueno de los organismos reguladores de los estados de Nevada e Indiana este mes, la fusión entre Eldorado Resorts y Caesars Entertainment Corporation ha topado con pared en Nueva Jersey, donde los integrantes de la División de Control del Juego de esa entidad (DGE, por sus siglas en inglés) manifestaron algunas dudas en torno a la operación cifrada en 17,300 millones de dólares, lo cual provocó que la audiencia en torno a la adquisición se prolongara un día más.

De acuerdo a una nota publicada en The Press of Atlantic CityTracy Richardson, la fiscal general adjunta, habría comentado que luego de reflexionar sobre el testimonio presentado, las preocupaciones expresadas por los miembros de la DGE en torno a la incertidumbre general relacionada con la transacción no han desaparecido. En tanto el organismo regulador aún tiene que emitir una recomendación sobre el asunto a la Comisión de Control de Casinos (CCC), el trámite se ha empantanado.

La audiencia está programada para continuar el viernes 17 de junio, con lo cual ya se ha prolongado por espacio de tres días. La semana pasada, la Junta de Control de Juegos de Nevada y la Comisión de Juego de Nevada dieron el visto bueno a la operación en un día, en tanto que la Comisión de Juegos de Indiana y la Comisión de Carreras de Caballos de Indiana hicieron lo propio en el mismo lapso.

El pasado miércoles, Tom Reeg, CEO de Eldorado Resorts, dijo en una audiencia ante la CCC que las condiciones establecidas por la DGE –que implican la liberación del control de las escrituras de tres propiedades de Caesars en Atlantic City: el Showboat Hotel Atlantic CityThe Claridge Hotel y el antiguo Atlantic Club Casino Hotel– son aceptables para su compañía. 

Los problemas que surgieron en torno al acuerdo en Nueva Jersey y que fueron planteados por la fiscal Richardson, escapan del control de Eldorado Resorts y de cualquier otro operador, en tanto se refieren a los efectos de la pandemia de la Covid-19 en las industrias del juego y el turismo de Atlantic City, a la reducida capacidad en la implementación de los protocolos de seguridad y la falta de certidumbre en relación al tiempo que tardará la industria en recuperarse.

Sin embargo, y pese a la demora y hasta ahora negativa por parte del organismo regulador de Nueva Jersey, es poco probable que la fusión fracase en tanto sería un hecho totalmente inusual ir  en contra de un asunto que la FTC ya ha aprobado.