Salas 30.08.2020 > Argentina

Volvió el Turf al Hipódromo de Palermo

Sin público y sin la posibilidad de realizar apuestas online, las competiciones hípicas se reanudaron en el mítico recinto de Buenos Aires

El fin de semana se reanudaron las carreras de caballos en el Hipódromo de Palermo, sin público en las tribunas y sin la posibilidad de colocar apuestas en línea, si bien se trató de una intensa jornada de doce carreras que se llevaron a cabo bajo un estricto protocolo sanitario con la finalidad de proteger a todos los profesionales hípicos, que tuvieron que tramitaron un permiso para poder ingresar a trabajar.

El Turf implica 70,000 fuentes de trabajo directo e indirecto en toda Argentina y, al mismo tiempo, forma parte de la cultura deportiva del país. 

“Estamos felices por el reinicio. Estos cinco meses fueron muy duros. La hípica es una industria inmensa y toda la gente de la actividad tuvo que soportar este parate sin ingresos”, señaló Federico Spangenberg, gerente hípico del mítico recinto que se localiza en el barrio de Palermo de la ciudad de Buenos Aires. “Detrás del gran espectáculo deportivo hay una industria fabulosa que necesita de las carreras. Estamos agradecidos con nuestros empleados, pero también preocupados: necesitamos una apertura mayor para sostener las fuentes de trabajo”. 

Por otra parte, Fernando Facal, gerente general del Hipódromo, abundó: “Es muy importante este primer paso, aunque estamos muy limitados porque hay muchos puntos de venta que no pueden operar. Hace más de tres meses presentamos y desarrollamos una plataforma online para que la gente pueda jugar desde sus casas, pero todavía no fue aprobada por Lotería de la Ciudad de Buenos Aires (LOTBA), nuestra autoridad de aplicación. Eso complica mucho nuestros medios de recaudación y por lo tanto la fuente de ingreso de toda la hípica, los sueldos, los premios y toda cadena de pagos de la industria a lo largo de todo el país”.

La aprobación de la plataforma de apuestas online del Hipódromo de Palermo sería un paso fundamental para reactivar la industria en tanto permitiría a los aficionados mayor seguridad y agilidad para realizar las apuestas desde sus casas bajo los lineamientos del programa Juego Responsable. Sin embargo, la LOTBA aún no se ha pronunciado al respecto.

“El juego ilegal atenta contra el trabajo en blanco de miles de empleados y contra las arcas del Estado. El Hipódromo de Palermo le aporta al Gobierno de la Ciudad más de 3,000 millones de pesos por año. Esos recursos son destinados a ayuda social y hoy son recursos que la hípica no genera y el estado no cobra”, aseveró Facal. 

“El hecho de que la actividad sea al aire libre fue fundamental para la aprobación de nuestro protocolo. En toda la región, en toda Sudamérica, ya se estaban realizando carreras hace tiempo”, concluyó Spangenberg.